Semana negra

Semana negra

U de chileU. de chile vivió su peor semana en lo que va del semestre siendo derrotados por Colo Colo en el clásico, que su tituló campeón del Clausura, quedando eliminados en la primera fase de la Copa Libertadores y siendo goleados por Huachipato este fin de semana sumando su tercera derrota consecutiva en el torneo.

No ha sido un buen semestre para Universidad de Chile en lo futbolístico, un semestre en donde los buenos resultados deportivos han quedado de lado y el equipo se ha visto sin chispa y sin una idea clara de juego. Una crisis que tiene que ver con la forma en como han actuado sus dirigentes que no han tenido la capacidad de tomar buenas decisiones y replicar los éxitos cosechados en la era de Jorge Sampaoli donde fuero tricampeones a nivel nacional y monarcas en la Copa Sudamericana. Para peor han tenido que ver como su archirrival se ha llenado de elogios y de gloria obteniendo su estrella número 30 en un torneo en donde los azules ni siquiera fueron protagonistas.

Pero ¿Dónde se origina la crisis del cuadro azul? ¿Se puede culpar exclusivamente a Cristian Romero? Hay que ser muy claros que si bien el técnico tiene un grado importante de responsabilidad los problemas del cuadro universitario vienen desde el 2013, tiempo en que se ha deambulado en lo dirigencial y en lo deportivo. Desde que Jorge Sampaoli dejó la banca azul a finales del 2012 el equipo nunca más fue el mismo merced a una baja en el nivel futbolístico, ventas de jugadores importantes y por consecuente malos refuerzos. Además, podemos sumar a los errores que han cometido a la hora de elegir técnicos como principal causa de la crisis azul.

Los principales responsables de estos problemas son los dirigentes quienes se han estado más preocupados de ganar poder al interior de Azul Azul que de hacer un trabajo en beneficio de la institución. Por ejemplo, ante la venta de importantes jugadores como Eduardo Vargas, Gustavo Canales y Marcos González los dirigentes azules han optado por refuerzos de escaso aporte y que han pasado más tiempo lesionados como es el emblemático caso de Luciano Civelli. Y para peor cuando Gustavo Canales quiso volver al cuadro universitario dirigentes como Federico Valdés o José Yuraszeck antepusieron su intereses personales por sobre el club no permitiendo la vuelta del delantero por tener conflictos con él.

Sin embargo, en la elección de los entrenadores es el principal problema del cuadro laico en este último año y medio. Luego de la partida del actual DT de la selección chilena Darío Franco asumió la banca azul y fue en ese momento que la debacle comenzó puesto que el equipo nunca logró mostrar un nivel alto de juego y si bien ganó la Copa Chile en el resto de las competencias nunca tuvo un buen rendimiento. Y para peor su salida fue bastante polémica por la forma en que los dirigentes los cesaron de sus funciones.

Ante la necesidad de un nuevo entrenador Marco Antonio Figueroa fue el elegido, un técnico que se ha caracterizado más por sus polémicas con la prensa y los jugadores que por sus méritos deportivos, que siendo sinceros no los tiene. Un entrenador que fue protagonista no por sus resultados adentro de la cancha, sino que por sus declaraciones que le trajeron diversas peleas con los principales referentes del plantel. Resultado el “Fantasma” Figueroa se fue a principios de año después de un paupérrimo desempeño dejando su puesto al interino Romero.

Ahora cuando U. de Chile no está en la pelea de ningún torneo dos son los nombres que suenan con más fuerza para ponerse el buzo azul Eduardo Berizzo y Ricardo Gareca, dos técnicos de nivel que pueden ser la solución para los problemas de la U. Es de esperar que ahora con Carlos Heller en la presidencia se tomen buenas decisiones para que los hinchas azules puedan volver a disfrutar de éxitos deportivos.

Manuel Quinteros Guerrero.


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales