El fútbol la gran máquina del tiempo…

El fútbol la gran máquina del tiempo…

futbol-maquina-del-tiempo

El fútbol la gran máquina del tiempo…

El desplazamiento emocional a través del tiempo que nos genera este sublime deporte, va más allá de cualquier explicación. Nos regala sueños, recuerdos, nostalgia, pero jamás en tiempo presente.

Que perfecta es esta maquinita del tiempo, fútbol querido te agradezco que me permitas constantemente subir a esta locomotora de emociones y me lleves a los más lindos recuerdos de infancia. Cuando visito el estadio no puedo dejar de recordar los momentos en que mi madre me llevaba, cada gol gritado o vuelta derrotado me hace sentir nuevamente caminando con ella de la mano saliendo del campo de juego. Gracias fútbol querido, por permitirme escuchar a mi padre cuando me habla de memorables partidos que yo no pude ver, pero que cada vez que me entero de ellos logro viajar y sentirme al lado de él viviendo esos pleitos juntos como si fuese un espectador más.

Ayer salí a un parque, y vi como un niño jugaba con su entusiasta papá una pichanguita, y sabes algo amado fútbol, nuevamente me llevaste a la infancia y por minutos sentí a mi padre jugando conmigo como lo solíamos hacer, otra vez me subiste a la maquinita de recuerdos. Por eso me gustas tanto balón pié, porque contigo nunca estoy aquí en el presente aburrido e ilusorio.
Caminando de regreso pillé un partido callejero por ahí, como no llevar a mi cabeza a tantos partidos jugados con amigos y otros no tanto, solo cerrando los ojos y dejándome tocar por el encanto de la pelotita, logré ver personas y situaciones olvidadas, momentos y lugares anhelados, canchitas y tardes perfectas en las que me hacías sonreír. Gracias fútbol, compañero de toda la vida.

Me pasa todo el tiempo, ¿Qué es el presente?… Nostalgia del pasado y sueños a futuro. Entonces el presente no existe, lo que sí existe es el fútbol y su travesía por los tiempos.
Constantemente viajando contigo siento felicidad, emigrando a recuerdos, explorando vivencias, volando, trasladándome a lugares donde puedo encontrarme con personas que ya no están, como con mi querida abuela que cuando llegaba de mis pichanguitas o del estadio, me tenías algo rico para comer. Eso ya no existe en mi presente, pero pesa con alegría en mi pasado. En cada momento que regreso de un partido o de una canchita, te siento abuelita y vuelvo a viajar con el aparato mágico del tiempo.

Te doy las gracias por tantos viajes al pasado, ese pasado inocente e inigualable que solo contigo puedo volver a tocar. Pero tú, fútbol amado, también me llevas al futuro y me haces soñar, cada domingo cuando veo a mi equipo ganar, ya imagino mis colores levantando la copa y estando allí con ellos, eso es un viaje, un sueño, el futuro deseado. Pienso en la próxima copa libertadores por ejemplo y ya estudio posibles refuerzos, eso es futuro. ¿Te das cuenta?, jamás me tienes aquí en el presente. Con mi selección por ejemplo, al verla jugar estoy celebrando la próxima copa América que en el último viaje jugando contra Brasil me mostraste, ¿Cómo lo haces?, Einstein amaba el fútbol estoy seguro, por eso creyó tanto en su teoría de poder viajar en el tiempo. Yo me siento el Einstein contemporáneo, y mi fórmula es el fútbol, algo tan fácil de conseguir. Les dejaré el gran secreto, prendan el televisor y vean partidos que sé que los llevarán a algún lugar, o vayan al estadio, o a una placita, o quizá a ver una pichanga de barrio. Pero lo más relevante de todo es que no teman a viajar, se los dice un aventurero que venerando el fútbol, se enamora cada día más de los viajes por el tiempo.

Juan Oscar Saldaña – Twitter @saldana_juan


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales