Selección chilena: Realidades, constantes y correcciones.

Selección chilena: Realidades, constantes y correcciones.

Seleccion Chilena

selección chilena

Las estadísticas de la selección chilena este 2014 son positivas de 14 partidos jugados, gano 8, empato3 y perdió 3. En estos partidos Chile convirtió 25 goles y recibió 11, nada mal para un equipo que en defensa tiene estatura baja. Eduardo Vargas es el máximo goleador de la “Roja” bajo la dirección de Sampaoli y Alexis Sánchez juega a un nivel superlativo por el Arsenal y la selección. En mi opinión son buenas estadísticas, pero es cierto que el hincha se ha acostumbrado a un Chile protagonista y desde ese nuevo paradigma exigimos más.

Los últimos duelos con Venezuela en Talcahuano y Uruguay en Santiago, dejaron en claro que existen 2 realidades conviviendo en una misma selección, pero también 2 constantes. Las dos realidades serían un equipo chileno de fútbol Latinoamericano, con un 10 clásico que sea capaz de dar ese pase mágico y que refrende la teoría del espacio curvo. Y la otra versión es prescindir de ese 10 y jugar con un fútbol más Europeo, esto significa poner mucho volante mixto y privilegiar los pases en línea recta y la rotación de jugadores entrando y saliendo del área. En resumen un Chile con Valdivia y otro Chile sin Valdivia. Frente a los venezolanos Chile convirtió 5 goles y recibió 0, el “mago” jugó un gran partido, corrió, habilitó y marcó un gol, tres días después frente a Uruguay Valdivia presenció el partido desde la banca y Chile perdió 1-2. Las diferencias entre los rivales de Chile son notorias, Uruguay tiene 2 Copas del Mundo y 15 Copas América y Venezuela al igual que Chile no ha ganado nada.

Las dos constantes son: el protagonismo del equipo y dominio del balón. Chile propone, ataca, recupera y vuelve atacar – Genial- y todo esto gracias al dominio del balón. No es novedad decir que tenemos volantes de buen pie, pero lo que es nuevo es verlos no errar los pases y llegar al gol. Por ese lado tranquilo el equipo técnico está trabajando de acuerdo a una idea central que es honesta. Chile ataca mucho porque ponen más jugadores en el área rival, ergo hay menos defensas. Contra Uruguay vimos sólo a Medel y Jara en defensa. Es verdad que Chile perdió, pero no debemos olvidar que el rival juega, y Uruguay históricamente juega mejor sin la tenencia del balón. El “maestro” Oscar Tabárez tapó muy bien la subida de Isla y Mena, impecable tarea del “cebolla” Rodríguez y del explosivo Diego Rolán. Nota aparte la pareja de centrales de Godín y Giménez. Uruguay tiene un libreto y lo sigue al pie de la letra puede perder, empatar o ganar, pero es fiel a una representación.

Chile como selección recién está construyendo una consonancia futbolística. Debemos saber que una identidad en el fútbol significa ganar y muchas veces perder, pero jamás claudicar en la forma de ver y practicar el fútbol. Ese camino me parece digno de ser recorrido. No obstante debemos saber que también existen cosas que corregir. En mi opinión son 4 cosas:

  1. La baja estatura de los jugadores chilenos en la defensa, debemos ver jugadores altos, y no sólo hacerlos jugar un partido, sino darles continuidad o matizar un muchacho joven con un defensa ducho ejemplo: Godín y Giménez en Uruguay.
  2. Los medios de comunicación han construido la realidad de que nuestro técnico no tienen Plan B, mi hipótesis es que no tienen Plan C y D. La realidad de Chile depende drásticamente de la presencia de Valdivia, con Valdivia es plan A y sin Valdivia plan B.
  3. Una selección no son sólo 11 jugadores, es decir la banca es importantísima. Desde la banca deben venir las opciones de dar vuelta un resultado adverso, defender un resultado estrecho o dosificar el esfuerzo físico. Un claro ejemplo es: Alemania.
  4. Una selección debe estar compuesta por los jugadores en su mejor momento, por esto creo que es incomprensible que hombres como Ángelo Henríquez, Nicolás Castillo, Miko Albornoz y Matías Fernández no jueguen. En cambio José Rojas y Francisco Silva sean números puestos en la nominas del adiestrador nacional.

Y una nota aparte merecen aquellos jugadores que recorren largas distancias para ver los partidos desde la banca un ejemplo es Mauricio Pinilla, alrededor de 40 minutos sumando los amistosos con México, Venezuela y  Uruguay. El señor Pablo Hernández nacionalizado chileno que jugó cerca de 10 minutos y marco un gol frente a Venezuela y frente a la ausencia de Valdivia sólo se pudo conformo con mirar el cotejo. No me parece hacer balances entorno a un razonamiento maniqueo, sino más bien saber que nuestra selección y su DT tienen como todo en la vida luces y sombras. Hoy lunes 24 de noviembre no somos los peores del mundo, tampoco los mejores, pero sí estamos construyendo una identidad.

 

Mauricio González Seguel. @gmauricio554

 

 

 


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales