Proceso, la palabra olvidada

Proceso, la palabra olvidada

Julio César Falcioni

Julio César Falcioni

Despidieron a Falcioni, dándole fin a lo que parece ser lo responsable de uno de los peores momentos de Católica. Sin embargo, es una más de las historias de una falta de un proceso deportivo en un club chileno. Si me pregunta, a mi me parece un muy mal síntoma. Pero con un buen diagnóstico.

Un DT por bueno que sea, no puede sustentar su estilo de juego, sus ideas, si no tiene el respaldo de un proyecto a largo plazo dentro del club de fútbol en donde hace su trabajo. Deberían aprender un poco del fútbol inglés, en un mundo ideal, todas las ligas de fútbol deberían tener al menos, una ideología cercana a la de la Barclays Premier League. Equipo que elijas, desde la 2da división en adelante, tiene una ideología de juego, un plan y un proyecto a largo plazo, tenemos los ejemplos del Southampton, que tras varios años forjando una cantera fuerte, dio en el clavo y hoy en día está encaramado peleando por la Liga, ya solo tener a un equipo que hace unos años era un desconocido tan alto en la tabla, lo transforma en toda una proeza.

Sin embargo no es necesario mirar tan lejos, Colo-Colo tras pasar años sin un rumbo fijo y dependiendo de las ideas de los entrenadores, hoy recién está despertando y comienza a pensar en el futuro por medio de mirar a sus cadetes, no es por nada que Héctor Tapia haya llenado tan bien los zapatos de DT del equipo, esto se debe a que conocía como se estaba trabajando en las escuelas juveniles, él fue artífice de aquellos equipos, y llegó con una idea muy clara de lo que quería para su Colo-Colo. Y vaya que le está resultando bien.

Incluso en equipos de Primera B. Está el caso de San Luis de Quillota, quien tras unos nefastos años entre el 2010 y el 2013, no se desesperó y apostó por un proyecto de largo aliento, y hoy lo tiene en el primer puesto, a punto de volver al futbol de categoría chileno. Y todo esto se lo debe a un proceso, en donde si bien hubieron cambios, lo que nunca varió, fue la mentalidad, en el caso de los amarillos, se trataba sobre subir a jóvenes, refrescar a su equipo y darle experiencia a juveniles. Es tan simple como casarse con la idea, apretar los dientes cuando le está yendo mal, y contemplar planes a largo plazo, insisto en esto, que venga Falcioni o quien quiera, pero que juegue a lo que debe jugar Católica, sea lo que sea.

Buljubasich: haz las cosas bien como cuando estabas bajo los tres palos en el equipo de la franja.

Diego González – Twitter @elbuengonzalez


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales