Sacando las garras

Sacando las garras

Al torneo le restan dos fechas (de un total de 17) y el desgaste se hace presente como un factor fundamental en los aspirantes al título. Campeonato nacional, Copa Chile y para algunos jugadores, fechas con las selección, esas competencias tienen a los jugadores de Wanderers recuperándose en cámara hiperbárica, a hombres como Paredes, Vecchio y Valdés a media máquina en Colo Colo y a Universidad de Chile lamentando la lesión que arrastra su máximo delantero, Canales. Por el cambio de calendario, el campeonato nacional solo está en la mitad de su curso, consientes de esto, los equipos igualmente expresan su cansancio. Juan Ramírez, PF de los albos dice “en el primer torneo se generó la tensión de mantenerse primero, desde la tercera a la 17 fecha, y ahora fue recuperar el primer lugar en la fecha 15, eso genera un desgaste especial”. En la U Canales explica “No estoy (físicamente) como me gustaría”. Y en los caturros, Medel afirma “físicamente no llegamos al ciento por ciento”…”en esta etapa del campeonato se apuesta más a la garra que por el fútbol”.

En el tema de la garra me detengo, difiero que se deba apostar más por esta que por el fútbol. La garra o sacar las garras es un acto reflejo, instintivo, que los animales utilizan para defenderse o para alimentarse, o sea para la supervivencia. Es absurdo dudar que los tres elencos que disputan el campeonato no vayan a mostrar garra y que todos lo hagan por igual, ¿cuál de los futbolistas en la pelea va a desmotivarse a esta altura?, ninguno. Colgándome de la frase de Jorge Valdano “los que hablan mucho de lucha y garra son los que tienen poco que exhibir”, creo que en la recta final, los equipos necesitan focalizarse en el fútbol (estrategia y táctica) a exhibir para obtener el resultado que buscan. Es la hora de enfriar cabezas (no las pasiones), y analizar debilidades y fortalezas, propias y ajenas. El que logre visualizar todo esto claramente, tiene mayores posibilidades de ser campeón.

No es el momento de ser animal, terminas siendo expulsado o tirando un gol “hecho” hacia afuera. El jugador de fútbol ya tiene suficiente instinto dentro de la cancha, entonces en instancias finales el que triunfa es el que no se deja llevar por las circunstancias, porque así, enseñas lo mejor de ti mismo. Sobre mentes frías, se me viene a la cabeza Michael Jordan y su frialdad para embocar en los momentos exactos de esa recordada final del 97: ganó el primer juego frente a Utah Jazz con una soberbia canasta con el partido expirando y en el 6to le dio el campeonato a los Bulls, faltando 5 segundos. En los finiquitos de Jordan no hay apresuramiento, no ve sangre y ataca, simplemente pone su técnica y mentalidad al servicio del juego.

Ñublense (vs U), La Calera (vs W) y Cobreloa (vs CC) saben que sus rivales llegan con mucha presión y que pueden utilizarla a su favor. Ahí es donde gravita la palabra de la banca. En numerosas ocasiones podemos ver un integrante del cuerpo técnico dando arengas, acompañadas de gritos de guerra y gestos ampulosos. Para mí, a los jugadores no les hace falta más adrenalina, por eso el cuerpo técnico, que es la cabeza (calculadora) y no el corazón (impetuoso), debería trasmitir serenidad y conocimientos, más que un impulso con el que ya se cuenta. Balotelli no necesita más desmadres, sino que lo enfoquen, a Medel no hay que proporcionarle más actitud, sino que perspectiva, a Sánchez no hay que decirle que es el mejor del mundo, sino que enseñarle de humildad para que consiga ser el mejor. Si le dicen mucho que es dios a alguien, se vuelve loco, el caso de Maradona sirve como corroboración.

Santiago Wanderers, Colo Colo y Universidad de Chile no dosificaran, darán ese último paso hacia la gloria, aunque sea gateando (Jordan jugo enfermo el 5 juego), de lo que no se deben olvidar es de tratar bien el balón, porque esa es la mejor manera de ganar en el fútbol.

PS: No merecía una columna, pero no puedo dejar de incluir lo que respondió Nelson Acosta (DT de Iquique y ex DT de Chile, Bolivia y otros 12 equipos profesionales) cuando se le preguntó en la semana ¿por qué Deportes Iquique había jugado mal el sábado? “Y acaso crees que tengo una bola de cristal ¿cómo voy a saber?, no puedo hacerle una radiografía al cerebro de cada uno de mis jugadores para saber lo que les pasa”, Nelson Acosta.

Ismael Ugarte @UgarteIsmael


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales