Martín Lasarte contra Colo-Colo un Dèjá vu constante

Martín Lasarte contra Colo-Colo un Dèjá vu constante

La mayoría de las personas han sentido que están viviendo algo que ya han vivido, esa sensación de: Ya pasé por esto, Esto ya lo vi o Ya había estado aquí.

Martín Lasarte

Martín Lasarte

Esta sensación es explicada por el investigador psíquico francés Émile Boirac (1851-1917) en su libro “El futuro de las ciencias psíquicas”, basado en un ensayo que escribió mientras estudiaba en la Universidad de Chicago. Émile llamó a esta sensación Déjà vu, en español Ya visto. Déjà vu es definido como: fenómeno de tener la enérgica impresión de que un suceso o experiencia que se vive en la actualidad se ha experimentado en el pasado. El psicólogo Edward B. Titchener, lo explicó de la siguiente forma: causado por una persona que tenga una breve visión de un objeto o situación, antes de que el cerebro ha terminado “construir ” una percepción consciente total de la experiencia. Una “percepción parcial” Tal luego se traduce en una falsa sensación de familiaridad.

Al presenciar el partido entre Universidad de Chile y Colo-Colo, sentí la misma sensación, más aún, estando Martín “machete” Lasarte en uno de los bancos. Más allá del resultado, U de Chile 1-2 Colo-Colo, el Dèjà vu no pasó por la simple derrota. Apelar a cuantas veces Lasarte, ya sea entrenado a U. Católica o U. de Chile, ha perdido contra el equipo de Pedreros sería un reduccionismo.

Lo que es importante y digno de reflexionar es la táctica utilizada por el estratega uruguayo cuando le ha tocado dirigir a sus equipos (azules y cruzados) contra el “cacique”. Hagamos una breve reseña

El primer choque frente a los tradicionales rivales fue el 30 de septiembre de 2012. Aquel día el cuadro de San Carlos cayó 2-0 ante los albos en San Carlos de Apoquindo por el Torneo de Clausura. Ya dirigiendo al equipo de Macul, Lasarte registra una derrota el 19 de octubre del 2014, el resultado fue un 0-2 de visita en el Monumental. Más tarde los azules se erigirían como campeones de ese torneo, pero la derrota caló hondo en el cuadro laico. Y, por último, este sábado 14 de marzo del 2015 el equipo de “machete” sufrió nuevamente una derrota frente al archirrival por 1-2. Esta serie de resultados llevo a exhibir a los jugadores de Colo-Colo una camiseta con la siguiente leyenda “Clásico es ganarte”. Mientrás tanto en la redes sociales figuras emblemáticas del equipo “popular” como Humberto Suazo declaraban: “No hay felicidad más grande que ganar y más en un clásico muchos huevos y paciencia para ganar el partido, gran esfuerzo del equipo #grandecolocolo”

Lo preocupante es que cada derrota de Lasarte dirigiendo, ya sea a Católica o U. de Chile ha sido con un planteamiento timorato, un despliegue de jugadores en la cancha nerviosos, defensivos y que miran con temor el arco del clásico rival. Los equipos de Lasarte siempre juegan de la misma forma contra los albos, mucho resguardo defensivo y poca audacia en ataque. Su idea de partido parece ser no dejar que nos marquen y esperar el error del rival, esto se traduce en que se conforma con un empate y entrega un partido chato y trabado para quienes pagan una entrada.

El triunfo del sábado fue claro. Los azules se pusieron a la cabeza por medio de Ubilla ayudado por un desvió en el cuerpo del defensa colocolino Vilchez. En el segundo tiempo apareció Paredes que derrotó dos veces a Herrera, demostrando ser un jugador con sangre fría y letal en el área. Paredes marcó el primer gol con una impecable definición que dejo son opciones al arquero azul y el segundo tanto con un penal servido como indican los manuales.

Importante es destacar la ausencia en cancha de Benegas, máximo goleador azul; Martínez, jugador que muerde en el medio y Ramón Fernández. En cambio vimos en la cancha a un Gustavo Canales muy lejos del nivel que alcanzó el año pasado, Maximiliano Rodríguez que no jugó y Espinoza y Pereira que perdieron siempre frente al medio campo albo y que nunca pudieron marcar al motor del rival Jaime Valdés. En la defensa, Vidal y Rojas marcaron muy de lejos a Suazo y Paredes, los dejaron pensar y siempre fueron sorprendidos con largos pelotazos a las espaldas de la última línea azul. Positivo para la U es el nivel de Herrera y el de Ubilla. El equipo que paró Lasarte se vio partido, mientras Canales y Ubilla intentaban apretar, los del medio estaban pegados a la última línea dejando un espacio que fue muy bien explotados por los volantes del “popular”. El equipo estudiantil se vio nervioso, igual como le vimos a Lasarte y su cuerpo técnico. No hubo lógica de juego colectivo, más bien parecía que cada uno quería salvar el semestre. Con esta imagen me parece que se acaba la era Lasarte en la Universidad de Chile.

 

Mauricio González Seguel. @gmauricio554


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales