Cofradía argentina

Cofradía argentina

Luego de la salida del periodista deportivo Fernando Solabarrieta de TVN, su colega Cristóbal Guarello acuñó el término de cofradía argentina para referirse a algunos trasandinos que manejaban segmentos del fútbol chileno y a sus nexos en las cúpulas de poder. Nadie puede negar que el país de Maradona es una exportadora ilimitada de material futbolístico para el mundo (quizás la más grande). De jugadores primordialmente, pero también de técnicos. Por lo tanto, como sucede con los barrios (chino, italiano, latino) o con los equipos donde se juntan dos o más compatriotas jugando de forasteros, es normal que se formen cofradías, colonias o simples solidaridades argentinas producto de la empatía. Lo que no es normal o sano es que estos grupos hagan mal uso de su posición preferencial, como se dio en el caso Solabarrieta-Bonini al interior del canal estatal, según cuentan el afectado y diversas fuentes. Respecto a esto, hay dos situaciones interesantes de analizar: primero, decir que no es correcto que el ex PF de la Selección Chilena, Luis Bonini utilice su estatus para ejercer presiones indebidas dentro de una institución, cuando le tocan a su “cofradía” y más importante aún, Bonini no es un buen comunicador para medios, entonces ¿Por qué Chile sigue trayendo extranjeros (en particular argentinos) con pocas habilidades por el solo hecho de no ser chilenos? Esta misma pregunta se puede extrapolar a los equipos chilenos o a la misma selección.

En estos momentos son Argentina y Brasil los que desde sus arcas nutren con más talento al fútbol mundial. En esta asignatura los albicelestes superan a los cariocas en lo que se trata de figuras o estrellas. Los primeros han colocado a más volantes ofensivos y atacantes en Europa, mientras los segundos proveen de más defensas y volantes defensivos. No por nada, Argentina es subcampeona del mundo y tiene al mejor futbolista del planeta. Aquí en Chile han sido inolvidables las participaciones de innumerables trasandinos que han hecho del fútbol chileno un deporte mejor. Solo en la época moderna del futbol chileno hemos contado con presencias rutilantes en los estadios locales: Gorosito, Acosta, Lunari, Pratto, Morón, Barticciotto, Espina, Barrios, Rodríguez, Vargas, Rivarola y otros cientos de buenos aportes. A esta lista agregar a entrenadores que le cambiaron la cara al fútbol nacional como Bielsa, Borghi y Sampaoli, entre otros.

El problema es que de los cientos de argentinos que arriban año a año a nuestro fútbol no todos dan la talla, la máxima representación actual de este mal, lo podemos observar en la Universidad de Chile y su equipo maldito (Civelli, Sills, Caruzzo, Passaglia…) como lo tituló un diario de circulación nacional. Pensando que son un porcentaje alto y nacionalidad predominante (fuera de la chilena), es innecesario dar el listado de jugadores argentinos “de cartón” en el fútbol chileno, porque son demasiados. Estas paupérrimas incorporaciones del otro lado de la montaña ocurren debido principalmente a una mala conceptualización al momento de contratar (también hay un tema de plata entremedio, por supuesto). Los técnicos en este país y especialmente los dirigentes dieron vuelta hace décadas la populista idea de que “si es chileno es bueno” y la convirtieron en “si es argentino es bueno”.

Muchos profesionales del futbol chileno confunden la calidad esencial del futbolista argentino con una adoración desmedida de este, cayendo de esta manera en una valoración sesgada del sujeto. Asimismo incurren en el facilismo de fijarse solo en el mercado argentino y comprar lo primero que se les ofrece. Pero la realidad del publico chileno ya no es “de la chacras”, por lo mismo ya no acepta cualquier paquete aunque traiga papel albiceleste o verdeamarelo. Jorge Sampaoli también lo tiene que entender y dejarse de fetichismos con Mauro Zarate, por ejemplo. Al ritmo de los cambios que están efectuándose en política; que estén en la cancha los mejores y no los de una determinada nacionalidad. La cofradía argentina o de cualquier otra región es bienvenida, siempre y cuando, destaquen por sus virtudes individuales y no por tener una nación que las respalde.

Ismael Ugarte @maqdeescribir


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales