Fútbol y alcohol

Fútbol y alcohol

Frente al nuevo escándalo en la selección chilena, bullicio provocado por la supuesta llegada en estado de ebriedad del exitoso volante Arturo Vidal y la reciente batahola de los jugadores de Universidad Católica: Michael Ríos y José Luis Muñoz; no queda nada más que dedicar esta columna a la educación etílica chilena.Vidal llorando

Son varios los episodios de abuso de alcohol en nuestra selección, llámense Puertordazo, Dublinazo, Tavellinazo etc , sumados a los de futbolistas de medio local como los de Universidad Católica y el del jugador de Deportes Iquique, Manuel Villalobos; deben haber más, pero no los conocemos.

Podemos culpar a la falta de educación de los jugadores de fútbol, ya que ellos no tienen mayor educación que la entregada por el sistema educativo chileno, sistema que hoy está en tela de juicio. Podemos culpar a la poco capacidad de controlar sus impulsos por parte de los jugadores; incapacidad de dejar de tomar en un determinado momento. Podemos señalar al alcohol como una válvula de escape del estrés al que están sometidos. Así, podemos tomar una de estas alternativas, acostar al jugador y tomar tres clavos grandes y crucificarlo; esperar que con este ejemplo otros jugadores se abstengan de tomar o por lo menos, lo hagan escondidos.

Yo creo que el problema se detona por la mezcla de factores psicológicos, sociológicos la relatividad de algunos regímenes deportivos. Es cierto que los futbolistas sufren de estrés, pero también es cierto que podrían sublimarlo de una forma mejor, por ejemplo leer, pintar o escribir (sarcasmo). Es cierto que también podrían tener mejores juntas, no congregarse con los amigos de la infancia, pero es seguro que ellos, que han salido de la miseria hacen un juramento de nunca olvidar su origen, y vuelven una y otra vez a frecuentar los barrios de su infancia. Otros, no han contado con una figura paterna que los conduzca por la vida y tampoco han visto en sus entrenadores figuras de una ética o moral digna de imitar.

Veámoslo en un tono de opciones, pruebe salir de su casa y contar cuantas botillerías hay en un radio de 3 cuadras, le aseguro que más de dos. Ahora, cuenta la cantidad de farmacias que hay en ese radio, por lo menos una encontrará. Como último ejercicio, busque una librería, museo o biblioteca en ese mismo radio…Yo lo hice y no encontré. Claramente nuestra sociedad no busca que consigamos sublimar nuestros traumas con algo constructivo. La sociedad se alimenta tanto del auge de estos titanes modernos, señalando su ascenso como una manera cercana y probable de obtener movilidad social. En su caída estos titanes devienen en la figura de Atlas y deben soportar sobre sus espaldas todo el peso de una sociedad sin ética y amoral. Triste suerte para aquellos que pasan de ser semi-dioses a ser lapidados en menos de dos semanas.

Recordemos algunos casos emblemáticos de jugadores con problemas con la bebida

  • Mauricio Pinilla volvió a provocar desórdenes bajo la influencia del alcohol. Esta vez, el delantero de Hearts de Edimburgo, se exhibió la noche del sábado, en compañía de sus amigos, totalmente ebrio y coqueteando con la española y ex de Joaquín Cortés, Nydia Fabregat, en una discoteque de Santiago.”[1]
  • Manuel Villalobos “Según consignó el medio Soyiquique.cl, luego que Carabineros le aplicara el alcotest, éste arrojó que el jugador conducía con 1gr de alcohol por litro de sangre -sobre 0,8 se considera estado de ebriedad-, por lo que fue detenido.”[2]
  • Jorge Valdivia contó un medio de comunicación “Después de una biopsia, el fisiólogo me dice que tenía un problema con la bebida, que debía parar de beber porque los vestigios aparecen en el examen. Me gustaba, a la mayoría de las personas les gusta, y a veces terminaba pasando los límites. Pero entendí muy bien el mensaje”[3]
  • Johnny Herrera “El caso del portero de la Universidad de Chile es sin dudas uno de los que más ha llamado la atención. En diciembre del 2009 el seleccionado nacional fue detenido por atropellar y matar a la joven Macarena Cassasús. Tres años después, y con motivo de las celebraciones de Fiestas Patrias, el golero volvió a ser apresado por Carabineros por conducir en estado de ebriedad.”[4]

Parece que todos los casos mencionados comparten el denominador común de los límites, desde esa perspectiva podemos señalar un mal desarrollo en el nivel psicológico. Pero el problema no es sólo psicológico, lamentablemente es una suma de factores sociales, familiares, genéticos etc. Y, por último, un asunto de voluntad, si la persona con problemas no tiene por meta recuperarse, no lo hará. Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

“Nunca salía por la mañana con la intención de emborracharme. Sólo sucedía”

-George Best-

Mauricio González Seguel. @gmauricio554

[1] http://www.latercera.com/contenido/30_12189_9.shtml

[2] http://www.emol.com/noticias/Deportes/2015/07/16/726189/Delantero-Manuel-Villalobos-fue-detenido-por-conducir-en-estado-de-ebriedad-en-La-Tirana.html

[3] http://www.latercera.com/noticia/deportes/2015/08/656-641548-9-jorge-valdivia-y-el-alcohol-a-veces-terminaba-pasando-los-limites-pero-entendi.shtml

[4] http://www.emol.com/noticias/deportes/2013/09/16/620051/los-ultimos-casos-mas-recordados-de-futbolistas-chilenos-que-han-tenido-lios-con-la-justicia.html


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales