Desintoxicación

Desintoxicación

Humberto SuazoPasar a la siguiente fase de Copa Chile es solo un refrigerio para Colo Colo en un “entre torneo” marcado por la derrota con la UC y San Marcos de Arica; las expulsiones de Gonzalo Fierro y Esteban Paredes; y el polémico despido de Humberto Suazo. Yendo de lo más leve a lo más grave, decir que, se está volviendo recurrente que al capitán albo se le corte la cadena, costumbre que lo deja fuera del superclásico y que exige un parelé por parte del cuerpo técnico. Lo del ex Santiago Morning burlándose de los hinchas cruzados (y viceversa) tuvo el castigo apropiado y tiene que servir como un nuevo ejemplo de lo que no se debe hacer en una cancha de fútbol. Hablar de “chupete” resulta más difícil por su calidad de ídolo del fútbol nacional, no obstante, el san antonino debe ser medido por la misma vara que todos. El ex mundialista 2010, ha sido recompensado en toda índole por su talento y entrega como futbolista. Aparte del cariño de millones de hinchas en México y Chile, ha ido amasando una fortuna durante sus años de actividad, desde su explosión en Colo Colo. A lo que voy, es que Suazo no es ninguna víctima de las circunstancias. Al contrario, al ariete colocolino no valoró mucho ser el sueldo más alto del campeonato (42 millones) y haber vuelto a jugar por el club de sus amores, y en un arranque de egoísmo (según las versiones de diversas fuentes) trajo al cacique un conflicto que contribuye a un eventual desbaratamiento de lo construido hasta ahora en la etapa Sierra.

Esto último, es una forma de mirar la nube negra que se instaló en el Monumental. La otra, interpretar el tropiezo del albo como una desintoxicación. El “coto” lejos de ser un hombre prepotente -quedó demostrado al querer, pese a todo, conversar con Suazo- es un líder pragmático que coloca a la institución por sobre los nombres propios “La historia de este club es más importante que cualquier DT, dirigente o jugador”. En otras palabras, lo que está queriendo expresar el dt albo, es que en Colo Colo se hará lo que se tenga que hacer por el bien del club, sin privilegios, ni titubeos. Arreglando de raíz -entre otras cosas- el fenómeno del divismo dentro de un plantel. Que hallan referentes o lideres positivos al interior de un equipo funciona bien, sobre todo para los más jóvenes, pero eso no quiere decir que deba haber jugadores que estén sobre otros. En ese sentido, la desvinculación de Suazo viene a dictar un precedente que influirá directamente en las acciones a futuro del futbolista colocolino. De esa forma, el “coto” obliga a personas como Fierro, Pavez o Paredes a terminar con las indisciplinas dentro y fuera de la cancha, sí es que desean continuar en Macul.

En materia de pizarrón, la salida del “chupete” también limpia la zona ofensiva del cacique. Suazo es un hombre que le dio mucho al fútbol chileno, pero que por su edad y otras razones, ha perdido las cualidades para jugar en un equipo de elite. Eso, él lo debe saber y los hinchas deben reconocerlo para en vez de maldecirlo por un hecho puntual, lo despidan con gratitud y en conocimiento del contexto. La trasfusión de sangre al que se vio sometido el cacique, inyectara a su organismo la sangre joven de un excelente jugador como Andrés Vílches y le abrirá espacios de mitad hacia arriba a los tiernos Carvallo, Rodríguez, Delgado y a otros nuevos valores que el dt colocolino busque impulsar desde inferiores. Muere un chupete para que nazcan numerosos otros chupetitos que sigan embelleciendo al fútbol.

Ismael Ugarte @maqdeescribir


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales