Ministra Riffo y el caso Jadue: “Estamos indignados”

Ministra Riffo y el caso Jadue: “Estamos indignados”

Natalia Riffo

Natalia Riffo

La secretaria de Estado realizó junto a Triunfo un balance de la actividad en 2015, y aunque los números son más que azules en el plano deportivo, los casos de corrupción que azotan a la ANFP y la violencia en el fútbol empañan el panorama. De paso, delinea el 2016 y se refiere al lío de las platas de los Juegos Suramericanos.

El balance de lo que fue el deporte chileno en este 2015 que ya se acaba es a todas luces positivo… quizás como pocas veces en la historia nacional. Y no sólo por la obtención de la Copa América por parte de La Roja, sino además por la mejor ubicación obtenida por los deportistas nacionales tanto en los Juegos Panamericanos como en los Parapanamericanos en relación a la actuación chilena en los anteriores certámenes.

Sin embargo, estos logros son festejados con mesura por la ministra del Deporte Natalia Riffo. Si bien reconoce que el recuento de este año es positivo, de todas maneras asegura que aún queda mucho camino por recorrer.

Si algo ha empañado el año deportivo nacional fue el escándalo de corrupción de la FIFA y que implica de lleno al ex timonel de la ANFP Sergio Jadue, quien arriesga 20 años de prisión en Estados Unidos por lavado de dinero y corrupción.

Por supuesto que a uno le sorprende que en el fútbol o en la dirigencia deportiva exista un escándalo de esta naturaleza y este nivel de corrupción”.

-¿Existe algún tipo de mea culpa del Gobierno por lo sucedido en la ANFP?

-Tenemos un dirigente imputado, pero nosotros trabajamos con las instituciones y mientras no tengamos antecedentes de algún tipo de irregularidad tenemos que seguir trabajando. El Ministerio de Justicia comenzó a fiscalizar en detalle los estatutos de la ANFP en mayo, hace mucho tiempo, entonces no es que nos hayamos sorprendido y que por eso fiscalizamos. Uno no puede prejuiciar, cuando nosotros nos encontramos con la situación… Nosotros estamos indignados, es el colmo que en el ámbito de lo deportivo tengamos este tipo de corrupción.

-Más allá de esta mancha, el año deportivo fue fructífero para el país, comenzando por la obtención de la Copa América. ¿Qué le pareció el rol que jugó el ministerio en la organización de este certamen?

-Fue un desafío enorme hacernos cargos no sólo de la organización como Gobierno, sino también de tener la infraestructura deportiva a nivel de una Copa América. Fue un desafío importante y que nos permitió quedar bien en el exterior e internamente. Fue una organización que necesitó mucho trabajo y mucha combinación entre las diferentes entidades de Gobierno, y eso funcionó y nos pone en muy buen pie para seguir organizando otros eventos internacionales.

-En ese sentido, y más aún después del Mundial Sub 17 que organizó el país, ¿se puede llegar a pensar en organizar un Mundial adulto?

-Esa no es una decisión que recaiga en el Ministro del Deporte, tiene que ver con selecciones internacionales. Acá lo importante es que estamos en condiciones de albergar eventos deportivos de nivel importante y para eso estamos preparados.

-¿Lo más destacado de la Copa América y el Mundial juvenil fue la infraestructura que quedó?

– Para mí son tres: Uno es la coordinación y cómo poder organizar un evento deportivo que además se hace en regiones, que permite a la gente asistir a este tipo de espectáculos, y eso es un aprendizaje. Tenemos que traer eventos también a regiones, algo que queda como legado es la infraestructura porque son estadios que quedan para la gente; y finalmente lo deportivo, que no es algo menor.

-El Rally Dakar no pasará por Chile en 2016, ¿qué posibilidades existen que vuelva en 2017?

-Estamos en conversaciones con la organización del Dakar, también informalmente con algunos pilotos para recabar opiniones para hacerlo en las mejores condiciones tanto para los deportistas como para nosotros como país, si lo llegáramos a retomar en 2017.

-¿Cuál es la evaluación que hacen como ministerio del deporte nacional este año?

– Se ha ido avanzando muchísimo, se ha desarrollado no sólo el alto rendimiento que es lo que se ve en la prensa, que son nuestros deportistas de elite, donde tuvimos una muy buena actuación en Toronto. También hemos ido instalando la actividad en la primera infancia a lo largo de todo Chile, en todas las regiones. Tenemos más de 245 mil niños en la escuelas deportivas integrales, en 2014 tuvimos 85 mil, hemos fortalecido los programas y todo eso va sumando. Hemos avanzado muchísimo en instalar institucionalidad deportiva y eso por consecuencia trae mayor participación en la ciudadanía.

– ¿Qué importancia le da a la labor del ministerio en los logros del deporte nacional como Copa América y las medallas de Toronto? ¿Tiene que ver o es mérito de los deportistas?

– En la Copa América participamos en la organización, pero aquí es fútbol profesional donde no ponemos recursos para los deportistas, ellos se financian solos. El éxito estuvo ahí en poder organizar en conjunto con la Conmebol una copa de primer nivel. En el caso de los deportistas de alto rendimiento, por supuesto, lo primero está en su compromiso y preparación de años, pero también esto no sería posible sin el apoyo del ministerio. Más del 95% de los recursos viene del ministerio, hay un compromiso para que los deportistas viajen a las competencias, tengan el CAR en las mejores condiciones. No es lo óptimo, pero vamos avanzando.

EL LÍO DE LOS DINEROS DE ODESUR

Si algo empañó el 2015 para el Ministerio del Deporte fue el informe entregado por la Contraloría General de la República que objetó más de 4 mil millones de pesos de la rendición realizada por los Juegos Suramericanos Santiago 2014.

Ante esto, la ministra Riffo aclaró que la cartera ya elaboró y envió un informe explicando al ente fiscalizador los puntos cuestionados, a la vez que informó que se solicitó una auditoría.

“Lo que nosotros recibimos de la Contraloría fue un informe final que señalaba algunas observaciones, tanto en aspectos de gestión interna respecto a la realización de grandes eventos y en este caso Santiago 2014. Lo que nos observa la Contraloría es, por una parte, poder afinar algunos manuales de procedimientos, y por otro lado, nos señala que hay una cantidad de recursos que no tiene la documentación suficiente para poder ser visados como una rendición aprobada”, explica Riffo.

“En ese escenario, lo que tenemos que hacer como IND, que está a cargo de rendición y fiscalización, es solicitar a la Corporación Santiago 2014 los antecedentes que la Contraloría nos pedía. Teníamos 60 días para responder, cumplimos con los plazos, entregamos un nuevo informe que enviamos a Contraloría que lo está revisando”, complementa.

Nosotros como ministerio del Deporte, a través de la subsecretaría, solicitamos una auditoría externa. Mandamos algunos montos asociados a Santiago 2014 que no teníamos los antecedentes suficientes al Consejo de Defensa del Estadio para que puedan revisarlo con mayor detención y ver cómo podemos ir avanzando y cerrando los temas de revisión”, añade.

LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

incidentesCon preocupación reaccionó la ministra Riffo ante los lamentables y bochornosos hechos de violencia que se vivieron en el último partido del Torneo Clausura entre Santiago Wanderers y Colo Colo, donde los vándalos disfrazados de hinchas impidieron la realización del encuentro, el que finalmente se jugará en enero próximo.

Es impresentable en el ámbito de lo deportivo que la violencia sea protagonista y que no comentemos lo deportivo”, comenzó diciendo la secretaria de Estado, quien además aseguró que “aquí hay responsabilidades de distintos ámbitos y todos tienen que asumirla para a partir de eso ir generando un nuevo escenario para el fútbol nacional”.

En la oportunidad, Riffo reconoció que el fútbol chileno “vive una crisis” y aunque matizó al asegurar que “se disputaron 500 partidos del campeonato nacional y sólo en 7 se vivieron incidentes complejos como los de Valparaíso”, de todas maneras llamó a seguir trabajando para eliminar los hechos de manera total.

Hay que llegar a cero para que la familia pueda volver al estadio. Por otro lado, y que no es menor, la dirigencia deportiva que tiene que hacer un giro. Acá nosotros necesitamos una dirigencia transparente para poder avanzar”, comentó.

-En ese sentido, ¿el Plan Estadio Seguro podría reformularse?

-Las políticas públicas tienen que tener la flexibilidad de irse reformulando. Si bien tenemos cosas muy positivas que se han logrado como la ley de derechos y deberes en el fútbol profesional, que no ha permitido avanzar, sí hay que hacer un esfuerzo mayor por cambios para incorporar a los distintos actores, por coordinarse  de mejor manera, hay que hacerlo, y esa es una característica que deben tener las políticas públicas.

“TENEMOS MUCHO TRABAJO POR DELANTE”

Si bien Natalia Riffo reconoce que el balance general de 2015 es positivo, asegura que éste es sólo el inicio, pues espera seguir avanzando el próximo año.

“Tenemos distintos desafíos y objetivos. Para el primer  trimestre queremos entregar la política nacional de actividad física y deporte, como la carta de navegación para los años que vienen, además tenemos la preparación de nuestros deportistas para los Juegos de Río, y trabajar con la generación de recambio, en particular para los que van a estar presente en los juegos sudamericanos y de la juventud en 2017”, comentó.

“También esperamos avanzar en infraestructura. Los centros deportivos integrales son básicamente uno de los desafíos que tenemos para los próximos años, además de seguir potenciando el programa de participación. Tenemos mucho trabajo por delante”, finaliza.

Fuente: Triunfo


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales