Escasas garantías

Escasas garantías

Marcelo Bielsa

Marcelo Bielsa

Que volviera Bielsa sería, probablemente, la opción más apropiada (aunque inverosímil), dado que se podría conservar el estilo de juego (de mucho vértigo y dinámica) que presenta la selección hace varios años. Es el fútbol que ha dado resultados y con el que se sienten más identificados los integrantes del plantel nacional. Si las tratativas de la ANFP para convencer al “loco” son ciertas y no un volador de luces -para después salir con que “hicimos todo lo posible” y terminar trayendo un técnico de tercer orden y con cero afinidad con la estampa del juego chileno- al parecer el tema más que por lo económico, pasa por argumentos que garanticen confianza y orden en todas las bases de nuestro país. Esto nos retrotrae una vez más a la reflexión ¿Qué tipo de fútbol tenemos en Chile? Ya que los tiempos de despilfarro y corrupción en el directorio de la ANFP estarían extinguiéndose, me gustaría acotar las interrogantes sobre la realidad de nuestro balompié, únicamente al plano deportivo.

Si bien es verdad que no contamos con los presupuestos de Argentina y menos de Brasil, esa no es excusa para que después del Colo Colo de Borghi, la Universidad de Chile de Sampaoli haya sido un oasis de buen fútbol en todos estos años. Mientras la mayoría de los países de la Conmebol mete equipos -no solo los más populares- a fases definitorias de la Sudamericana y Libertadores, en Chile nos hemos acostumbrado y limitado al bajo nivel de nuestro fútbol doméstico. Hay varios clubes que se esfuerzan por generar desde sus divisiones menores nuevos talentos, pero todos sabemos que en el libro de pases se origina el fuerte de los equipos. ¿Alcanzan para esperanzarse los nuevos grandes nombres que prometen ser los protagonistas del campeonato? Algunos como el vicepresidente de Azul Azul, Mario Conca, son optimistas “estamos haciendo un aporte importante a la calidad del fútbol chileno”. De los clubes con gruesa billetera, la U, por costos, es la que mejor se ha reforzado: desde Catania llega el ex Boca Juniors Fabián Monzón a tomarse la banda izquierda; de la diez se hará cargo Luis Fariña, quien tuvo un fugaz paso por la albiceleste; y Gonzalo Jara, un fijo de la selección y de irregular paso en la Bundesliga, afirmaría la zaga azul. En Universidad Católica, destacan los repatriados José Luis Fuenzalida y Nicolás Castillo. Ambos con escasa actividad en sus equipos. Y el viejo conocido Sebastián Jaime, quien retorna desde la Major League Soccer. Colo Colo en tanto, trajo para animar el campeonato a: Javier Reina (en reemplazo de Vecchio), colombiano con promisorio comienzo en Millonarios, que jugó en Corea de Sur hasta hace poco. En delantera, proveniente de Newell’s Old Boys, arriba Martin Tonso, jugador mediáticamente despreciado por hinchas leprosos. Y al ex Arsenal de Sarandí, Matías Zaldivia, con la idea de acoplarse con Julio Barroso en defensa.

Como se aprecia, las sociedades anónimas, las que venían multiplicar los fondos, disponen de presupuestos irrisorios para un fútbol competitivo. Si esas cifras son las que tienen en caja, claramente algo anda mal con la administración de las concesionarias. Cuando se conocen incorporaciones como la de los argentinos y la del colombiano, alguien puede creer que los técnicos realizaron un seguimiento acorde a sus necesidades que derivó en la contratación de estas “figuras”. Tales traspasos demuestran que la temporada de contratación de jugadores no es más que la temporada en que representantes de jugadores y dirigentes velan por sus intereses. Si el objetivo es mantener el estado de estancamiento del fútbol nacional, los esfuerzos económicos de los tres grandes van en buena dirección. Esperando que las conferencias de prensa donde nos han presentados estas “incorporaciones de talla mundial” no sean a la larga una estafa, le podemos decir a Bielsa o al técnico que se encargue de la selección chilena, que: no, no va a tener garantías, pero sí, todas las ganas por parte de los futboleros del país de hacerce partícipe de un buen campeonato nacional, buenas copas internacionales y de apoyar los nuevos logros de la roja.

Ismael Ugarte @maqdeescribir


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales