José Luis Sierra: Un Hamlet Posmoderno

José Luis Sierra: Un Hamlet Posmoderno

Jose Luis Sierra

Jose Luis Sierra

William Shakespeare nació el abril de 1564, Stratford-upon-Avon, Reino Unido. Considerado uno de los mayores dramaturgos de la literatura universal. Dentro de sus obras podemos encontrar títulos como: Romeo y Julieta, Macbeth, Otelo entre otros hits. Su muerte se produce el 3 de mayo de 1616, dejando una amplia reserva literaria.

Una de sus obras más conocidas y que es propuesta en las escuelas como lectura “obligatoria”, aunque algunas sólo lean el resumen o vean la película protagonizado por Mel Gibson es: Hamlet.

Hamlet es la pieza más larga de Shakespeare y una de las tragedias más pujantes y prestigiosas de la literatura anglosajona. Su relato se trata de los acontecimientos posteriores al asesinato del rey Hamlet (padre del príncipe Hamlet), a manos de su hermano Claudio. El fantasma del rey pide a su hijo que se vengue de su asesino. En la primera línea del soliloquio se puede leer:

Ser o no ser, ésa es la cuestión. ¿Cuál es más digna acción del ánimo, sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta, u oponer los brazos a este torrente de calamidades, y darlas fin con atrevida resistencia? Morir es dormir. ¿No más? ¿Y por un sueño, diremos, las aflicciones se acabaron y los dolores sin número, patrimonio de nuestra débil naturaleza?…

Estas mismas líneas debe haber recitado José Luis Sierra ante la disyuntiva del torneo local y la Copa Libertadores. Dosificar o no Dosificar, ésa es la cuestión. Frente a él, O’Higgins de Rancagua que se desparramo en la cancha para ganar la brega. Ambos equipos se juegan algo, Colo-Colo alcanzar la punta y O’Higgins, meterse en la postemporada. La ventaja de O’Higgins, ser un equipo en un solo frente y jugar en su feudo. Pero que sería de Colo-Colo sino intentará el esfuerzo sobre humano, un esfuerzo que lo lleve a doblegar a los rancagüinos y asaltar el tope de la tabla.

Ser o ser, dosificar o no dosificar. El primer tiempo, el “capo de provincia” salió a demostrar el fútbol que lo tiene a puntos de entrar a la Copa Sudamericana. Así fue como en el minuto 13` después de una serie de rebotes, el volante Juan Fuentes colocó el 1-0 para el local. El “popular”, herido en su orgullo se dio a la misión de buscar el empate, tuvo sus oportunidades, pero la poca clase de sus delanteros (suplentes) y la pericia del guardameta Carranza lo impidieron. Una falta al borde del área activo las alarmas de la zona de seguridad del “albo”, el arquero dispuso su defensa y se dispuso a repeler cualquier tipo de ataque. Por otro lado, el cerebro, Ramón Fernández envía un centro que es conectado por Pablo Calandria, otra vez rebotes, y Calandria aprovecha la soledad con la que estaba en área para colocar con certero disparo el 2-0 en el minuto 20´. En el minuto 33´, el “gato” Lazcano se manda un pique que deja botados a los defensas del “albo” y saca un latigazo que vuelve espectador al portero Garcés. El obús disparado por Lazcano pega en el palo de Paulo Garcés, se salva Colo-Colo. SI el partido se iba al descanso 4-o, nadie debería extrañarse.

Esta previsión nos hace a todos cobardes, así la natural tintura del valor se debilita con los barnices pálidos de la prudencia, las empresas de mayor importancia por esta sola consideración mudan camino, no se ejecutan y se reducen a designios vanos. Pero… ¡la hermosa Ofelia! Graciosa niña, espero que mis defectos no serán olvidados en tus oraciones.

El segundo tiempo, el equipo local hizo gala de su despliegue físico, apretó constantemente a cada jugador rival y ejerció una molesta presión alta. Lo anterior, llevo al equipo celeste a marca el 3-0 en el minuto 58´tras certero cabezazo de Pablo Calandria. En el minuto 60´, se acabó el partido para Colo-Colo. A pesar de la entrada de Paredes y Valdés, Colo-colo no pudo hacer nada. Para tomar en cuenta es la acumulación de amarilla de Baeza (5) y la expulsión de Pavez; dejando a Colo-Colo sin medio campo para el próximo partido. Con el triunfo  O’Higgins equiparó a los propios albos en el torneo de Clausura,  en el segundo puesto y con 22 unidades.

La mayoría de los equipos hoy, le dan gran tiraje a divisiones inferiores. Un modelo similar al del Arsenal que saca y saca jugadores jóvenes. Pero Colo-Colo, no tiene  banca, no tiene jugadores identificados con la camiseta y con la historia del club. Esperemos que el Jueves ganen a Independiente del Valle por Copa Libertadores, sino a pensar en un nuevo técnico, nuevos dirigentes y un cambio paradigmático en la manera de ser de la Institución Deportiva con más seguidores de Chile.

Mauricio González Seguel. @gmauricio554


¿Qué opinas tú de esto? - AQUÍ TÚ COMENTAS

Comentarios

Categoria
ETIQUETAS
Compartir en Redes Sociales